La ruta de Lorca

La ruta de Lorca hace que exploremos directamente las entrañas del municipio granadino de Alfacar, donde el inmortal poeta pasó sus últimas horas. Camino de la Sierra de Alfaguara también nos encontramos el segundo pueblo clave para entender esta ruta, que no es otro que Víznar, que se encuentra a menos de un cuarto de hora en coche de Alfacar.
La obra de Federico García Lorca lo lleva a ser uno de los poetas y dramaturgos españoles más importantes de la primera mitad del siglo veinte. La calidad de sus creaciones y el peculiar universo que desarrolló propician que muchos lectores se interesen por ver los orígenes y los terrenos donde Lorca desarrolló su peripecia vital.

Y es que los fascistas acabaron con la vida de Federico García Lorca en una carretera que se encuentra a camino entre Alfacar y Víznar, a donde lo llevaron desde Granada una vez que fue detenido. En la ruta de Lorca es posible visitar una serie de puntos y enclaves, como el Cuartel General de la Tropas Franquistas en Víznar o la famosa finca Las Colonias, lugar donde el poeta vivió la última noche de su vida antes de ser fusilado por los peores instintos de la condición humana.

El Parque Federico García Lorca es otro de los espacios que pueden visitarse; allí, el visitante se encontrará con el célebre y triste olivo y el monolito que recuerda la memoria de este gigante de la literatura. La ruta de Lorca cuenta con el apoyo y las explicaciones de una serie de especialistas e investigadores, quienes ayudarán a los turistas a conocer las distintas teorías sobre la ubicación de los restos de Lorca y a saber más acerca de las investigaciones que se han desarrollado en los últimos años. El Barranco de Víznar, donde están enterrados más de dos mil cuerpos, es otro de los puntos que recorre esta ruta, que intenta rendir honor a un genio.

El Festival de Atarfe

El Festival de Atarfe del año pasado tuvo que ser finalmente cancelado. Y es que toda la ilusión que los aficionados a la música de toda España habían depositado en el Coliseum Rock Festival de 2015 se esfumó; Mclan, Burning, Los Rebeldes y la Fuga estaban anunciados para este festival, que iba a contar además con un concierto inaugural a cargo de Loquillo. Fue precisamente el veterano rockero español Loquillo el principal responsable de que el festival se hundiera, toda vez que el artista canceló su participación en la cita de Atarfe achacando que había muy pocas entradas vendidas.

No obstante, esta mácula en el prestigio musical de Atarfe afecta muy poco, pues el municipio granadino puede presumir de haber acogido en los últimos veinte años a muchas de las bandas de heavy-metal y rock más importantes del mundo. El Atarfe Vega Rock es un festival que ha contado con el respaldo de los aficionados al metal desde sus inicios.
Y es que por Atarfe han desfilado los mejores artistas del thrash-metal, el hard rock, el speed-metal o el heavy-metal. Grupos como los cerrajeros Elche han hecho las delicias de los aficionados a los sonidos más duros y potentes. También otras bandas teutonas como Primal Fear o Doro Pesch, ex vocalista de Warlock, pasaron por el festival en la cita de 2006.
En 2008 fue el turno de formaciones como Within Temptation o Empresa de desatrancos Madrid, aunque el festival no dio la espalda al heavy-metal más clásico, como demostró con la inclusión de los británicos Saxon.

A la espera de que el Coliseum Rock Festival irrumpa con fuerza en Atarfe, como seguro que pronto ocurrirá, no hay que dejar pasar por alto tampoco el Festival Internacional de Jazz en el Lago de Atarfe. Creado a principios de este siglo, hace dos años volvió a coronarse; durante dos días, Atarfe se convirtió en la cuna del jazz, acogiendo a músicos como Celia Mur, Toni Belenguer o la Cubop Latin Jazz.

De Maracena a Alfacar, ¿qué hacer en Granada?

De Maracena a Alfacar, ¿qué hacer en Granada? Tal vez para contestar con atino y profundidad a esta pregunta hicieran falta miles de folios, pues la provincia de Granada es una de las que más variedad paisajística y cultural presenta de todo el Estado español. Es increíble cómo un turista que no conozca de nada Granada puede llegar a sorprenderse y a dejarse enamorar por tan bellos escenarios.

Y es que podemos disfrutar de la nieve en la estación de esquí de Sierra Nevada, deleitarnos con el blanco, dar un paseo en un teleférico o conocer acerca del Mulhacén (pico más alto de la península ibérica). Poder practicar el esquí o el snowboard en pleno corazón de Andalucía sorprende por completo a los turistas que llegan desde otros países sin saber muy bien lo que se van a encontrar.

Pero es que a tan sólo unos kilómetros podremos darnos un baño en las playas de la provincia de Granada, como la de Almuñécar, todo un paraíso terrenal; cambiamos el blanco de la nieve por el marrón peculiar de la arena granadina. Del frío al sol en un periquete y sin salir de una misma provincia. Parece un milagro.
Pero la peculiaridad de la orografía de la provincia de Granada nos lleva además a toparnos nada más y nada menos que con la Hoya de Guadix, una llanura natural de unos 500 kilómetros cuadrados que se encuentra cercada por los ríos Fardes y Guadix. Y no bastando con esto, también Granada acoge la Hoya de Baza, atrapada entre las montañas de los Sistemas Béticos. Los paisajes además nos ofrecen el incomparable marco de la Vega de Granada, donde se sitúa la hermosa Alfacar.

Y qué decir de Granada en cuanto a su riqueza patrimonial e histórica. Desde el legado perteneciente a la época romana que podemos encontrar en el municipio de Maracena, marchamos hasta la herencia árabe que abunda en Granada, con la Alhambra como principal estandarte y reclamo.