Montefrio, llega al National Geographic

Imagino que los habitantes de Montefrio (Granada) se quedaron con la boca abierta cuando aparecieron en un reportaje de National Geographic.

Este reportaje reveló que Montefrio es uno de los diez pueblos más visitados por turistas extranjeros y es que cuenta con una belleza incomparable. Gracias a este reportaje, este pueblo ha multiplicado sus visitas y ha dado la oportunidad de conocer un poco más este lugar. Incluso habitantes de ciudades cercanas como Jaén, ha despertado la curiosidad de acudir hasta Montefrio y disfrutar de su encanto.

Este abrumador recibimiento ha llevado al Ayuntamiento de Montefrio a renovar la imagen del pueblo y a mejorar por supuesto su señalización.

Este pueblo está cargado de historia. Por ejemplo La Peña de los Gitanos tiene residuos de neolítico. Gracias a este reportaje le ha dado a Montefrio el lugar que se merece. Esto ha llevado que los hoteles, hostales y apartamentos cuelguen completo durante estos meses de verano.

Lo que más llama la atención de Montefrio es el castillo y la Iglesia de la Villa que se encuentra emplazado en un peñón.

Para los que más le gusten hacer turismo, podrán visitar la iglesia Nuestra Señora de los Dolores. Esta iglesia ha sufrido numerosas remodelaciones debido a los continuos deterioros ocasionado por los terremotos. El acceso a esta iglesia está bastante restringido porque solo abre en momentos concretos del día, por ejemplo en horas de misa.

Podemos disfrutar de una gastronomía singular. Para los amantes de queso podrán deleitarse de una variedad de quesos artesanos. Además también podremos probar platos típicos como el relleno de carnaval, los sesos al mojeteo o el remojón. Y para los dulzones podrán disfrutar de bollos de manteca, roscos de sartén, borrachuelos o los pestiños.

Para los amantes de la naturaleza, hay caminos donde podrán prácticas diferentes deportes como el senderismo, montar a caballo o ciclismo.

SALOBREÑA, AÑOS DE HISTORIA

Desde pequeña he estado veraneado en Salobreña y nunca olvidaré los paisajes que nos ofrecían la ciudad.

Unos de los lugares con más encanto es el Castillo de Salobreña. Esta fortaleza fue construida por los árabes para su descanso pero también como lugar de encarcelamiento.  Este castillo está dividido en tres grandes recintos. Se puede visitar pero tendrá que pagar una entrada simbólica.

Junto a este castillo, se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. El estilo de este edificio es mudéjar y cuenta con una torre campanario rodeada de almenas. Para los más curiosos, dentro de la Iglesia pueden disfrutar de la imagen de la Virgen del Rosario.

Pero más que visitar monumentos, los turistas deciden visitar Salobreña por sus paradisiacas playas. En los meses de verano están llenas de gente. Algunas deciden ir a calas menos transitadas y tranquilas como La Guardia. Esta playa no es de piedras como Almuñécar sino de arena fina. Aunque Salobreña es un lugar donde viven en su mayoría personas de mediana edad, los jóvenes deciden desplazarse a otros pueblos cercanos como Motril o Nerja y disfrutar de noches de fiesta.

También para los más curiosos hay un museo donde se expone elementos de diferentes culturas como los fenicios, cartaginenses o romanos. Desde el casco histórico podrá disfrutar de enormes vistas de la Costa Tropical.

Para los que quieran ir tranquilos y no perderse por esto preciosos paisajes, este pueblo cuenta con oficinas de turismo donde hay guías que te hacen el recorrido mucho más placentero y te explica detalladamente cada uno de estos rincones.

Sin duda para mí Salobreña se ha convertido en uno de los rincones favoritos que me recuerda a mi infancia. Es un lugar ideal si tiene hijos pequeños y buscan momentos de tranquilidad y paz. Salobreña, un lugar de encanto.

LA HERRADURA, MÁS QUE UNA PLAYA

La Herradura es uno de los lugares que más visita los granadinos para disfrutar de la playa. No hay duda que La Herradura se encuentra rodeado de un entorno natural impresionante.

En La Herradura podemos disfrutar de sus acantilados y de sus playas. Además si quiere tranquilidad lo encontrará aquí. Para los jóvenes también hay lugares de ocio que permite estén entretenido durante todas las vacaciones.

Pero si eres un gran deportista y busca lugares en La Herradura para practicar algún tipo de deporte como el senderismo o el ciclismo, sin duda es el mejor lugar para hacerlo. Además para los más aventureros también podrán realizar windsurf, piragüismo o vela.

Como el agua de las playas es tan clara, podrán disfrutar del mundo marino a través del buceo. Entre otras actividades deportivas más arriesgadas se encuentran el parapente.

Además podrán disfrutar de sus calas como la de Cantarriján donde los menos tímidos deciden practicar nudismo.

En relación a lo platos típicos de la zona, es indudable que en La Herradura tiene que haber un chiringuito cerca para disfrutar de algún espeto de sardinas. Entre los más platos más comunes que podemos encontrarnos se encuentran las migas, el choto con ajos o las moragas de jureles. Sin duda para chuparse los dedos.

Entre las zonas que podrán visitar del pueblo de La Herradura se encuentra el puerto deportivo y el Faro de la Herradura. El Puerto deportivo donde podrá ver diferentes barcos y yates de lujo. Por el contrario el Faro de la Herradura encontrará casas de lujo que obviamente están al alcance de muy pocas personas pero que suelen ser visitadas por cerrajeros economicos Granada cuando las puertas no se abren.

Entre las fiestas populares que se conserva son las fiestas de la Virgen del Carmen. Los fieles de esta Virgen la trasladan en barco por la bahía.

La Herradura, un destino para todos los públicos.

LOS RINCONES DE LA ALPUJARRA

Llega el verano y con él, el buen tiempo. Son muchos los que deciden descubrir nuevos rincones de Andalucía, como es el caso de La Alpujarra.

Es una de las zonas que reciben más visitas de los turistas durante todo el año. Para aquellos que hayan podido ir, podemos disfrutar de un maravilloso paisaje y de la tranquilidad de la alpujarra granadina. Cuando nos adaptamos a su clima, comida, entorno, es la hora de hacer las maletas y volver de nuevo a casa.

Por este motivo quien no tenga decidido dónde se va a ir de vacaciones, le sugiero este lugar. No se arrepentirá.

No solo hay espectaculares vistas sino también unos platos típicos que vuelve loco a cualquiera. Un buen potaje y un buen vino no pueden faltar en La Alpujarra. Destacar los Vino de la Tierra del Norte de Granada y de la Tierra Granada Sur-Oeste. Tampoco podemos olvidarnos que los más conocido son sus chorizos, morcillas y salchichas, de ahí que hayamos probado en algún bar la típica tapa alpujarreño (huevo frito, patatas “a lo pobre”, morcilla y chorizo). Sin olvidar de unos de los placeres de este mundo, el jamón.

Y de postre no pueden irse sin probar los Cuajos de almendra, las Tortas de Ala-Jú y los Soplillos. Están deliciosos.

En época de verano es normal que su estancia coincida con alguna fiesta. La más conocida es la fiesta de Moros y Cristianos. Al año también se celebra un Festival de Música Tradicional  para conseguir mantener esa tradición para los habitantes del pueblo. También es conocida la fiesta de la castaña, donde las personas se reúnen en torno a una hoguera y realizan bailes. Cabe mencionar la Nochevieja de Bérchules, que se celebra en el mes de agosto.

También podemos callejear y encontrar una de las tradiciones más antiguas para La Alpujarra y esa no es otra que la artesanía de esparto o mimbre. En definitiva, la Alpujarra granadina, un lugar de ensueño al alcance de todos.