Federico García Lorca a través de sus escritos hizo mención en muchas ocasiones al lugar que lo vio nacer. Fue su fuente de inspiración par poemas emblemáticos y memorables. Nació y creció rodeado de estos hermosos paisajes, lo que para sus adentros significo el paraíso material.

La vega de granada es una tierra fértil llena de tierras ricas para la siembra, los árabes por su paso crearon una extensa red de canales que facilitaron su cultivo, y por ende es una población que basa su alimentación alrededor del huerto.

Huertos, la gran  mayoría de estos dedicados al autoconsumo, por ende, actualmente una de sus formas de producción económica es la agricultura. El agua ha sido una pieza fundamental para el provecho de las tierras, sus acequias construidas hace muchísimos años han permitido que la irrigación sea constante.

Al mismo tiempo es de preocupación ver como los sembradíos  se han dedicado a la explotación de la tierra para el consumo externo y que esta no posea el debido cuidado.

Nuevas alternativas en las producciones

Es alentador cuando se escucha hablar de proyectos en los cuales se renta y se apadrinan huertos famulares y que además son ecológicos, esto quiere decir que se hacen de forma orgánica sin el uso de ningún tipo de pesticida.

Un proyecto notable llamado el “Huerto de Gui”, que no es más que una huerta en la que produce verduras y hortalizas que son vendidas en abastos en la ciudad y a través del internet, son ideas factibles y que se están llevando a cabo con mucho éxito, lo cual hace que llegue el servicios a muchas más comunidades en toda España. Con miras a en un futuro poder lograr producir para ventas en el extranjero.

Así mismo, existen otros tantos cultivadores cambiando su forma de pensar, pero sobre todo su forma de actuar con respecto a los tipos de  cultivos que se realizan en esta zona.

La exposición a metodologías actuales

La Vega de Granada es una zona por excelencia cultivadora de distintos frutos, vegetales y hortalizas. Una visita a estas tierras permite observar como todos los habitantes de sus comunidades despiertan cada mañana para cosechar lo que con tanto ahínco siembran. Sin embargo, actualmente existen factores que están perjudicando de forma directa la convivencia en estos parajes, el abuso en la construcción de los paisajes urbanísticos, así como los monocultivos con productos genéticamente modificados o transgénicos.

Son epidemias actuales que están acabando con suelos fértiles y que por siempre requerirán de este tipo de químicos para poder producir alimentos. El saneamiento es difícil y progresivo, por lo cual podría tardar años en recuperarse. El consumo de este tipo de alimentos está llevando a la población en general a padecer de enfermedades graves como el Cáncer.

Saneamiento a través del contacto con el medio natural

El saneamiento no  deben ser solo de los suelos, el saneamiento también debe ser mental, de cada una de las personas, se debe tomar consciencia de lo que realmente queremos como ser humanos y lo que se desea para el futuro del planeta.

Son los interrogantes moralistas lo que nos obligan a preguntamos si las medidas económicas, sociales o políticas son las indicadas en el desarrollo de una entidad, y si estas persiguen un fin productivo y al mismo tiempo cuidadoso con lo que nos rodea. Es sumamente importante cuidar el exterior, de este vivimos y nos alimentamos.

El cuido de estas comunidades es de total responsabilidad de los que allí habitan, los que conducen su futuro, y los que emplean una labor económica en la región.