La línea de alta velocidad de Antequera- Granada es un proyecto que se viene manejando en el cual se pretende unir a Granada con el resto de España, incluyendo en sus rutas Málaga, Sevilla, Madrid y Córdoba, entre otras ciudades importantes de España. Esto con el objetivo de lograr un ahorro en los tiempos de traslado entre ciudades pero sobre todo con el fin de conectar las comunidades y lograr una mejor circulación interna en Andalucía.

Esta línea está planificada para trabajar en una doble vía y con velocidad de 300km/h, tiene una línea aproximada de 126km, además que está pensada para el tráfico de viajeros y se ha planteado preservar el ambiente con la construcción de las estructuras principales.

Este proyecto trata de no afectar el medio ambiente en las ciudades de paso donde estaría ubicado por lo que se han buscado propuestas en conjunto del ministerio de fomento y las instituciones para poder desarrollar un ferrocarril que sea totalmente sostenible con el que se logre una integración efectiva entre la obra y el medioambiente y que las medidas ambientales sean las óptimas para preservar todos los ecosistemas.

Una muestra de lo anteriormente planteado ha sido la modificación más importante de uno de los tramos en el que se busca preservar el suministro de agua hacia los pueblos cercanos a Archidona y Villanueva, para que no se vean afectados con la construcción del mismo. Además de que se buscó preservar el yacimiento arqueológico el Tesorillo, estas modificaciones, además de tiempo han supuesto un cambio significativo de presupuesto por lo que la obra no ha podido ser terminada en el tiempo estipulado. Sin embargo con estas medidas se logró preservar el patrimonio ecológico y arqueológico en estos sectores.

Aunque aún no se conoce toda la información de cuantos trenes funcionarán en esta línea ni se tiene mayor información de la que será la vía, lo cierto es que esta construcción supone una movilización fluida de un número significativo de tráfico hacia distintos destinos.