Por mi vasta experiencia en el sector, siempre he recibido el cuestionamiento de la gente respectivo a cómo remover el mal olor de sus tuberías, siendo de esa forma uno de los problemas más habituales en el área de la fontanería. Mi respuesta hacia ellos suele ser una pregunta, pues no todos los problemas de hediondez en tuberías son iguales y es necesario recabar cierta información para identificar cuál es el origen del problema y así poder ofrecerles la mejor solución posible. En este post trataremos de explicar las principales causas y las más comunes que causan mal olor en las tuberías, al igual que te daremos unos trucos caseros para que tú mismo erradiques el problema.

Eso sí, recuerda que tu mejor opción siempre será contratar a un profesional, a un fontanero, para que desinfecte tu tubería con los materiales adecuados, dando con la solución más precisa a tu problema en particular. En ese sentido, personalmente yo te recomiendo los servicios de la gente de Fontaneros , pues ofrecen las mejores tarifas en servicios de fontanería de alta calidad cien por ciento efectivos.

Dicho eso, también se debe aclarar la mayoría de veces, en estos casos de mal olor en tuberías, el problema no suele ser tan grave como para llamar a un fontanero experto y basta con tan sólo tú mismo aplicar unos simples trucos caseros que permitan la remoción sencilla del ente que está originando el inconveniente.

Por lo general, el mal olor se origina por un atasco parcial o total de tu tubería, provocado por residuos orgánicos, como comida naturalmente. Cuando se trata de un atasco total, inmediatamente podrás notar cuál es la causa del hedor al ver que el agua no fluye, pero cuando es un atasco parcial la ralentización del flujo de agua puede ser el indicio que te indique el problema. En esos casos, si el atasco no es muy grave, puedes solucionar el problema vertiendo sobre la tubería hedionda bicarbonato de sodio, vinagre y, luego de dejarlos actuar por 2 minutos, agua hirviendo para que arrastre y queme toda la inmundicia. De esa forma el olor nauseabundo comenzará a desaparecer en unos pocos minutos. Nota: si no tienes bicarbonato de sodio, con levadura o sales de fruta el remedio casero funcionará con la misma efectividad.

El atasco del sifón, por acción del vertido no apropiado de residuos sólidos en el fregadero de la cocina o en el lavabo del baño, también puede causar malos olores, ya que dicho elemento de fontanería se encarga de evitar el reflujo de los olores, pero cuando se atasca pierde su función y provoca lo que debería evitar: los malos olores. En ese caso, debes desmontar el sifón, abrirlo y lavarlo integralmente para desinfectarlo y erradicar cualquier agente que este causando el atasco y la consecuente emanación de malos olores hacia el interior de la casa.

En el mercado y en las droguerías también puedes encontrar productos de todo tipo para eliminar el mal olor en las tuberías en caso de que las anteriores soluciones no te hayan funcionado.