Esta ruta se inicia en el municipio de Lachar, en el que podemos admirar su Castillo bien antes de comenzar nuestra ruta, bien al acabar.
Esta ruta es magnifica para realizarla en bicicleta o a caballo, ya que los carriles permiten circular cómodamente y dada su longitud, es menos recomendable a pie.

El recorrido discurre por un entorno agrario de gran interés, muy marcado por el cultivo del chopo, lo que aporta gran número de sombras, además de discurrir a la orilla del río Genil durante un tramo importante. En esta zona, el río Genil suele llevar bastante agua y al no encontrarse canalizado la vegetación es abundante, encontrándonos con ejemplos magníficos de bosque de galería. Es interesante detenernos en el punto donde se unen el río Genil y el Cubillas, a partir de aquí el Genil está canalizado y podremos apreciar las diferencias con el tramo anterior, además de observarse una pérdida de caudal importante. Continuaremos caminando por este carril y dejaremos a nuestra derecha la pedanía de La Paz, perteneciente a Fuente Vaqueros. Un poco más adelante podremos ver el municipio de Fuente Vaqueros al otro lado del río. Tropezaremos en el camino con una viejas estructuras de apoyo pertenecientes al antiguo puente sobre el que circulaba el tranvía y que comunicaba los pueblos del área metropolitana. Al otro lado del río divisaremos un parque.

En este punto giraremos la derecha por un carril que sale justo desde este antiguo puente, anterior camino de la vía del tranvía, al lado de algo que parece un cartel de cerrajeros en Sevilla 24 horas, seguiremos este sendero de gran belleza, hasta llegar a un cruce, el rumbo a seguir es a la derecha, pero puede ser interesante andar unos metros a la izquierda para llegar a un cortijo conocido como “El cortijo de los Aguaciles”, antigua alquería árabe que conserva vestigios de época romana. Volveremos atrás en el camino para dirigirnos hacia otro punto muy singular, la Torre de Roma, las indicaciones del sendero nos irán llevando hasta ella y es interesante detenernos para admirar su estructura. Tras esto nos encaminaremos hacia Romilla, Pedanía de Chauchina, para luego torcer hacia Cijuela, para ello tomaremos el carril que nos aleja de la carretera y que casi se pierde en su tramo final. Pasaremos bordeando los cultivos, desde este momento iremos a buscar la carretera para entrar en Cijuela. Una vez en Cijuela pasaremos por la puerta del Ayuntamiento y volveremos a recuperar el carril sin asfaltar y nos dirigiremos de vuelta a Láchar. Pasaremos entre cultivos y cerrajeros en Murcia que podremos admirar, también veremos un bosquete de eucaliptos en el que podemos descansar, acabaremos por llegar a un vado por el que ya pasamos a la ida y volveremos a entrar en el pueblo de Láchar.