La ruta de Lorca hace que exploremos directamente las entrañas del municipio granadino de Alfacar, donde el inmortal poeta pasó sus últimas horas. Camino de la Sierra de Alfaguara también nos encontramos el segundo pueblo clave para entender esta ruta, que no es otro que Víznar, que se encuentra a menos de un cuarto de hora en coche de Alfacar.
La obra de Federico García Lorca lo lleva a ser uno de los poetas y dramaturgos españoles más importantes de la primera mitad del siglo veinte. La calidad de sus creaciones y el peculiar universo que desarrolló propician que muchos lectores se interesen por ver los orígenes y los terrenos donde Lorca desarrolló su peripecia vital.

Y es que los fascistas acabaron con la vida de Federico García Lorca en una carretera que se encuentra a camino entre Alfacar y Víznar, a donde lo llevaron desde Granada una vez que fue detenido. En la ruta de Lorca es posible visitar una serie de puntos y enclaves, como el Cuartel General de la Tropas Franquistas en Víznar o la famosa finca Las Colonias, lugar donde el poeta vivió la última noche de su vida antes de ser fusilado por los peores instintos de la condición humana.

El Parque Federico García Lorca es otro de los espacios que pueden visitarse; allí, el visitante se encontrará con el célebre y triste olivo y el monolito que recuerda la memoria de este gigante de la literatura. La ruta de Lorca cuenta con el apoyo y las explicaciones de una serie de especialistas e investigadores, quienes ayudarán a los turistas a conocer las distintas teorías sobre la ubicación de los restos de Lorca y a saber más acerca de las investigaciones que se han desarrollado en los últimos años. El Barranco de Víznar, donde están enterrados más de dos mil cuerpos, es otro de los puntos que recorre esta ruta, que intenta rendir honor a un genio.