Vamos a encontrar zonas arboladas de pino de repoblación y bosque mediterráneo en fase de regeneración, pero también tendremos zonas amplias de matorral que la hacen menos indicada para realizarla en pleno verano.

Esta ruta da comienzo en el punto conocido como la Cruz del Polo, donde iniciamos la ascensión hacia Sierra Elvira. Durante todo este trayecto, por un carril bien cuidado, nos va a estar vigilando desde la derecha la Atalaya de Albolote de época nazarí, la subida carece de dificultad y nos conducirá, pasando por un área recreativa, pinares y encinares y con el Embalse del Cubillas de fondo, hasta un cruce de caminos. Esta será nuestra oportunidad para visitar la Atalaya, situada a la izquierda, ya que el camino que tomaremos, a la derecha, nos llevará a otra área recreativa en la Moleona. El camino de enfrente nos guiará a la Ermita de los Tres Juanes con su museo de Ciencias Naturales y la zona recreativa del Lago.
Una vez abandonada el área recreativa de la Moleona, donde podremos descansar, iniciamos la parte más dura de la ruta, ya que comenzaremos a rodear la zona de Sierra Elvira conocida como los Morrones. Durante este tramo y hasta que la bordeemos disfrutaremos de unas vistas incomparables de La Vega de Granada. En esta zona hay que estar atentos a las señales, ya que hay puntos en los que el sendero se pierde y debemos atravesar la sierra sin su guía. Pasaremos a la vertiente oeste y comenzaremos a descender para emprender el retorno al punto de inicio, para ello bajaremos, no sin dificultad, ya que hay zonas en las que la pendiente es elevada, hasta el valle que ha formado el Río Cubillas y tras caminar por senderos más o menos estrechos, llegaremos a un carril que nos llevará paralelos al río hasta desembocar en una cortijada en ruinas, aquí torceremos a la derecha y nos alejaremos del río. Este nuevo camino nos conducirá hasta el inicio de nuestra ruta.